Telecomunicaciones: nueva diversidad, primeros pasos

Publicado en Letras Libres, enero de 2016

Habrá más conexiones y más televisión aunque no necesariamente mayor calidad o mejores contenidos. Los monopolios en telefonía y radiodifusión perderán la hegemonía que hasta ahora les hemos conocido. Televidentes y radioescuchas podrán reclamar cuando consideren que los medios vulneran sus derechos. Esas serán algunas de las coordenadas del panorama de las telecomunicaciones en el año que comienza.
Con el tránsito al formato digital es posible ver más canales en cada frecuencia de televisión abierta. Además comenzará a funcionar la nueva red de televisión nacional, propiedad de Cadena Tres, que debe elegir entre reiterar estilos trillados o arriesgarse a programas menos ordinarios en comparación con los que difunden Televisa y Televisión Azteca. Sigue leyendo

Anuncios

Derecho de réplica: avance a medias

Publicado en Zócalo, noviembre de 2015

Pudo ser mejor, pero la nueva Ley de Derecho de Réplica es un avance en comparación con la inexistencia de reglas que habíamos tenido para que los ciudadanos pudieran hacer rectificaciones a los medios electrónicos. Se trata de un avance insuficiente y perfectible, pero que será necesario poner a prueba.

El inconveniente principal de la nueva ley es la vía judicial que establece cuando los medios no acepten difundir la réplica de un ciudadano. Se trata de un procedimiento tortuoso a pesar de que se abrevian los plazos para la actuación de los juzgados y que será de difícil acceso para muchos ciudadanos que no solamente desconfían de los jueces sino que carecen del dinero y la paciencia que hacen falta para presentar y atender una demanda. Sigue leyendo

Misma TV, nuevos públicos

¿Qué puede hacer Grupo Imagen? ¿Qué hubiera hecho Radio Centro?

Bella genio

Este texto apareció en la Tribuna de Milenio el 6 de abril, antes de que Grupo Radio Centro declarase que no podría pagar los derechos que ofreció por la cadena nacional. Sobre el fracaso de Radio Centro escribí este otro artículo.

Si los propietarios de los nuevos canales mantienen los contenidos que han producido hasta ahora, dentro de un año veremos en cadena nacional telenovelas más audaces, series viejísimas, conductores de radio maquillados ahora para la pantalla, chismes de espectáculos, algunos partidos de futbol. Es decir, escasas novedades. Sigue leyendo

OCDE: Ni menos Telmex, ni más Televisa

Publicado en Zócalo, marzo de 2012

La OCDE dio a conocer a comienzos de febrero el que, muy posiblemente, sea el diagnóstico panorámico más completo y riguroso que se ha realizado acerca de las telecomunicaciones en México. Sus propuestas son muy atendibles. Sin embargo ese documento resbaló escandalosamente al denunciar que tan sólo en 5 años, las tarifas altas y la escasa competencia en la telefonía le han costado al país 130 mil millones de dólares.

Imagen tomada de http://dixo.com/2012/02/66726.php

Esa cantidad no fue calculada con seriedad y ha tenido consecuencias propagandísticas y políticas que son, posiblemente, las que fueron buscadas con una cifra tan escandalosa. Carlos Slim tuvo razón cuando, en una rápida y evidentemente preocupada respuesta a esa acusación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, consideró que se trata de una cifra “jalada de los pelos”. Sigue leyendo

TV digital: todo para las televisoras que ya tienen mucho

Zócalo, noviembre de 2011

El gobierno está empeñado en favorecer a las televisoras. La Comisión Federal de Telecomunicaciones y el presidente de la República salvaguardan los intereses de Televisa y Televisión Azteca con una tenacidad que ya quisieran los ciudadanos para que fueran reivindicados los suyos propios. Las convicciones del titular de la Cofetel y del presidente Felipe Calderón, en materia de radiodifusión y telecomunicaciones, se han mimetizado con la perspectiva de los consorcios mediáticos y de sus propietarios.

Nuevas opciones en televisión, solamente si se apuesta por la pluralidad en el modelo digital para México

Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego, y a semejanza de ellos los propietarios de varios emporios de la radio, están convencidos de que las frecuencias que les fueron concesionadas para transmitir televisión les pertenecen y las pueden utilizar a su antojo. Que eso crean –o quieran hacer creer– esos empresarios y sus empleados, no es de extrañar. El patrimonialismo es defecto casi generalizado en quienes se han enriquecido con facilidad o a costa del interés de otros. Pero debiera ser un escándalo la solícita disposición de Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, así como del titular del Ejecutivo Federal, para que las televisoras dispongan, según su conveniencia, de los canales que recibieron en concesión. Sigue leyendo

Productos milagro, engaño y negocio

Publicado en Zócalo, marzo de 2011

A la luz de las evidencias que resultan de la investigación médica así como del negocio infame y hasta ahora por lo general impune que significan y a la luz incluso del sentido común, resulta demasiado condescendiente llamarles productos milagro a esos presuntos remedios de eficacia incomprobada, o en no pocas ocasiones de probada ineficacia. Se trata de productos que solamente han podido generalizarse debido a la incompetencia de las autoridades, a la ignorancia pero sobre todo la superstición que sigue existiendo en nuestra sociedad y debido a la irresponsabilidad cómplice de importantes medios de comunicación.

Supercherías en cadena nacional. (Foto tomada de http://www.animalpolitico.com)

Sigue leyendo

Contra la publicidad oficial

Publicado en Zócalo, noviembre de 2010

A la publicidad oficial se le discute más con codicia que con ánimo crítico. Se trata de uno de los asuntos más espinosos en el análisis de los medios de comunicación en México.

La publicidad oficial antecede y condiciona nuestra apreciación sobre el sistema de medios en este país. Prácticamente todos hemos vivido en un entorno en donde la presencia de las inserciones pagadas del gobierno federal –y cada vez más de gobiernos e instituciones estatales de todos los niveles– ha formado parte de nuestra apreciación de los asuntos públicos. Sigue leyendo