Canal 22. Opinión, testimonio, sugerencia

Lamento mucho la reacción del director del Canal 22, el muy estimado Ernesto Velázquez, que ha resuelto despedir al Defensor de Audiencias de esa televisora pública. El Maestro Gabriel Sosa Plata, de manera responsable, dio a conocer hace algunos días las dificultades administrativas que impedían el pleno ejercicio de sus funciones. El congelamiento de contrataciones dispuesto por la Secretaría de Hacienda no tenía por qué haber entorpecido el desempeño del Defensor de Audiencias.
Sosa Plata explicó esas dificultades de la única manera posible en vista de la responsabilidad pública, y en beneficio de las audiencias, que le confirió el Canal 22: de forma abierta, ofreciendo las razones que le dieron a conocer y las suyas propias. Esas explicaciones suscitaron opiniones a su favor y de rechazo a las objeciones burocráticas de la Secretaría de Hacienda. La Dirección del Canal 22, en vez de encontrar en esas expresiones un respaldo al compromiso de esa emisora con sus audiencias, reaccionó en contra de Sosa Plata.
El Canal 22 es pionero en el reconocimiento del derecho de sus televidentes a contar con un defensor. Ahora, sin embargo, esa Defensoría no existe gracias a la buena voluntad de ningún directivo sino a la obligación legal que tienen todas las estaciones de televisión y radio para poner al servicio de sus audiencias una figura de esa índole.
El Comunicado del Canal 22 indica que esa emisora “acatando   las   disposiciones   legales   vigentes,   pudo   haber   designado directamente al Defensor del Televidente, pero quiso realizar un proceso que permitiera  tener la sugerencia de un grupo colegiado para ello”. Eso no es verdad. El Canal tiene una normatividad interna que obliga a que la designación del Defensor la haga una Comisión externa. Esa Comisión no hace sugerencias, sino la designación misma.
La Comisión Honoraria que designó al Mtro. Sosa Plata estuvo integrada por cinco personas: el Lic. Luis Cacho Pérez, Director General Jurídico de la Secretaría de Cultura; la Mtra. Adriana Solórzano Fuentes, Presidenta de la Asociación Mexicana de Defensorías de Audiencias; el productor y conductor José Antonio Fernández; la srita. Soledad Ordóñez Ramírez, televidente del Canal y yo mismo. El viernes 5 de agosto sesionamos en las instalaciones de esa emisora para resolver a partir de una terna propuesta por el Director del Canal 22.
Cuando se nos invitó a desempeñar esa tarea nunca se nos dijo que la designación que haríamos estaba supeditada a ningún beneplácito administrativo. Incluso días después el director del Canal formalizó el nombramiento, según ha informado Sosa Plata.
Para designar al Defensor, Canal 22 integró una Comisión. Para destituirlo no hace lo mismo, en contravención a su Código de Ética. Por otra parte, al informar de la reciente decisión el Canal 22 dice que la designación del Defensor la hizo “en cumplimiento con lo que establece el Título Décimo Tercero, del Capítulo IV, Sección III de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión”. Ese apartado no existe en la Ley. La defensoría de audiencias se encuentra establecida en la Sección III del Capítulo IV del Título Décimo Primero. Se trata de un error quizá menor, pero que manifiesta el descuido y la inadecuada asesoría con los que se ha resuelto la remoción de Sosa Plata.
Más allá de formalismos, la decisión del Canal 22 es muy preocupante porque se debe a una reacción autoritaria. El Director del Canal responde de manera equivocada a lo que considera, según el comunicado, “un  clima contrario y de confrontación con la emisora”. Sosa Plata no creó tal confrontación. Su reclamo fue a una imprevisión administrativa. El Canal 22 debió haber reservado recursos para la Defensoría de Audiencias que se encuentra establecida en sus lineamientos internos pero que además, como se señaló antes, desde hace dos años debe tener por obligación legal. El problema central en este diferendo es el incumplimiento del Canal 22 a una responsabilidad ética con sus públicos, que ahora además se encuentra señalada en la Constitución y en la ley reglamentaria.
El Defensor de Audiencias no tiene por qué contemporizar con insuficiencias administrativas. Su tarea no es ser obsequioso con la emisora a cuyas audiencias representa. Al ejercer la interlocución que está obligado a entablar entre el medio de comunicación y la sociedad, en ocasiones puede ocasionar incomodidad en instancias administrativas porque los señalamientos de errores o carencias no resultan cómodos. Sosa Plata, al dar a conocer los motivos que le impedían ejercer su nombramiento (más aún, al señalar que le habían pedido que no hiciera señalamientos públicos si no le pagaban por ello) actuó de acuerdo con esos principios.
Los derechos de las audiencias son reivindicables en todos los medios. Pero en los medios de carácter público son una obligación de la que no puede eximir ningún rezago administrativo y ninguna circunstancia interna. El Canal 22, al hacer y difundir una televisión de calidad, ha ofrecido amplias muestras de su compromiso con sus audiencias. Su actual director, en su labor profesional y en sus definiciones públicas, ha ofrecido testimonios muy constatables de su compromiso con los medios de comunicación de carácter público. Ojalá que la remoción de Gabriel Sosa Plata sea motivo de una pronta reconsideración y todo este episodio quede simplemente como una más de las experiencias que les permiten a nuestros medios públicos mejorar su funcionamiento y su identificación con las audiencias.

Guardianes del pensamiento único

Unos muñecos recrean el castigo a que fueron sometidos por los Guardias Rojos durante la revolución cultural.
Maniquíes que reproducen castigos de los Guardias Rojos durante la Revolución Cultural china.

Publicado en Nexos en línea el 2 de septiembre

Las reacciones en línea a las opiniones de Nicolás Alvarado sobre Juan Gabriel fueron catárticas, encolerizadas y ordinarias. A sus expresiones burlonas, la multitud tuitera respondió con insultos y memes. Más tarde, su salida de la dirección de TV UNAM fue una inquietante señal de las consecuencias que puede tener la intolerancia contra opiniones que desagradan a la mayoría. Pero lo que resulta sin lugar a dudas una manifestación de autoritarismo y fundamentalismo es la decisión del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, CONAPRED, que le ordenó a ese escritor que ofreciera una disculpa, le indicó cómo y acerca de qué debería escribir a partir de ahora y lo remitió a tomar “un curso de sensibilización” para que aprendiera a no discriminar. Seguir leyendo

La televisión no es para educar. Nuevos dilemas para TVUNAM

Resultado de imagen para television unam

 

Publicado en Campus, suplemento de Milenio, el 2 de junio de 2016

A fines de febrero pasado TV UNAM organizó en la Feria de Minería un ciclo de discusiones llamado Televisión, la saludable moribunda. Esta es la participación que presenté en la mesa “¿La TV educa o entretiene?”.

La televisión universitaria, como toda la televisión pública, está obligada a mantener un ejercicio de revisión de lo que hace y lo que debiera hacer. Es pertinente que la televisión de la UNAM esté repensándose como indica la invitación a estas sesiones. Repensar es reflexionar, pensar algo de manera atenta y detenida. Con el formato de estas mesas redondas apenas podemos iniciar dicho ejercicio porque ni las apresuradas sesiones en esta Feria de Minería ni la televisión misma, que, apura y simplifica cualquier deliberación, son propicias para repensar en serio. Seguir leyendo

Violencia en los medios

tvviolence
“Tv Violence” por Newtonia @ Flickr Imagen tomada de http://mexicanadecomunicacion.com.mx/

Publicado en Folios, Revista del Instituto Electoral de Jalisco. No. 29, junio 2015

Cuando trabajan bajo el amago de la violencia, los medios de comunicación se convierten en focos rojos de la encrespada democracia mexicana. Los delincuentes también tienen agendas y, con frecuencia, acuden a diversas formas de intimidación, incluso las más violentas, para modular o distorsionar las informaciones acerca de sus acciones criminales.

La persecución a periodistas, la ausencia de condiciones para que las redacciones trabajen con libertad plena, la impunidad cuando se cometen crímenes en contra de informadores, forman parte de nuevas asignaturas de la transición política mexicana. Ningún esfuerzo para contribuir a la seguridad de los informadores y los medios de comunicación, será menor. Y de la misma manera que es pertinente proteger el trabajo de los periodistas, también es del mayor interés para la sociedad que se discuta acerca de las decisiones editoriales que se toman en los medios de comunicación cuando se ocupan de hechos violentos. Seguir leyendo

Telecomunicaciones: nueva diversidad, primeros pasos

Publicado en Letras Libres, enero de 2016

Habrá más conexiones y más televisión aunque no necesariamente mayor calidad o mejores contenidos. Los monopolios en telefonía y radiodifusión perderán la hegemonía que hasta ahora les hemos conocido. Televidentes y radioescuchas podrán reclamar cuando consideren que los medios vulneran sus derechos. Esas serán algunas de las coordenadas del panorama de las telecomunicaciones en el año que comienza.
Con el tránsito al formato digital es posible ver más canales en cada frecuencia de televisión abierta. Además comenzará a funcionar la nueva red de televisión nacional, propiedad de Cadena Tres, que debe elegir entre reiterar estilos trillados o arriesgarse a programas menos ordinarios en comparación con los que difunden Televisa y Televisión Azteca. Seguir leyendo

La triste involución de Zócalo

portada_189_Hachers_ciudad

Respuesta al documento firmado por Carlos Padilla Ríos en el número 190 (diciembre 2015) de la revista Zócalo.

El director de la revista Zócalo, Carlos Padilla, dedicó tres páginas en la edición de diciembre de esa publicación para responder a la renuncia de cinco párrafos que le envié en una comunicación privada. Mi salida de esa revista, en donde escribí cada mes durante más de nueve años, se debe a la parcialidad que Zócalo asumió en el proceso para renovar a la dirección de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información.
Para defender a la candidata que a la postre perdió la elección en la AMEDI, Padilla y otros colaboradores de la revista delinearon un perfil sesgado y distorsionado del nuevo presidente de la Asociación. Jorge Fernando Negrete es un profesional del análisis de los medios con una trayectoria que ha pasado por la televisión pública y la promoción de la producción independiente. Nada mencionan de esa experiencia cuando construyen una imagen grotesca para sostener que con la conducción de nuestro nuevo presidente la Asociación ha quedado en manos ¡de Carlos Slim! Seguir leyendo

Renuncia a la revista Zócalo

Mensaje de correo electrónico enviado el 28 de octubre de 2015
Sr. Carlos Padilla:

Le ratifico, Carlos, por este medio, la decisión que le comuniqué esta tarde antes de la Asamblea de la AMEDI. Entiendo, y respeto, que usted haya tenido simpatía por una de las planillas que compitieron por la Presidencia de la Asociación. Entiendo, también, que haya decidido utilizar a la Zócalo y a las cuentas que la revista tiene en las redes sociales para favorecer a una de esos candidatos. En esa decisión había un empleo faccioso de la presencia pública y el prestigio de Zócalo y seguramente usted aquilató las consecuencias. Seguir leyendo