Los candidatos ante las telecomunicaciones. Omisiones, evasiones e ignorancia

 

Comentario en el programa Mediatelecom de MVS Radio el martes 8 de mayo


   La primera pregunta en el primer debate entre los candidatos presidenciales, el 6 de mayo pasado, fue sobre telecomunicaciones. Todos ellos manifestaron en ese tema una preocupante ignorancia. Ninguno se aventuró a estimar cifras sobre la brecha digital ni acerca de la concentración en los mercados de la telefonía y la radiodifusión. Varios, en cambio, reiteraron una perogrullada que a fuerza de ser repetida sin discusión alguna se ha convertido en dogma.

Para Josefina Vázquez Mota, que respondió a la pregunta sobre las políticas necesarias para evitar prácticas monopólicas en telefonía, banda ancha y medios, la solución es “abrir los mercados a la competencia”. Gabriel Quadri insistiría: “hay que fomentar la competencia, esto es un lugar común”. Enrique Peña Nieto se comprometió a “lograr una mayor competencia en telecomunicaciones”.

A los tres, se les olvidó que la competencia por sí sola no remedia nada. Al contrario, un mercado salvaje conduce al dominio de los más poderosos. Mercado, sin Estado, significa desprotección para la sociedad. Estado, sin reglas suficientes, actuales y claras, implica discrecionalidad, connivencias o autoritarismo.

Vázquez Mota, en ese tema, tiene una perspectiva mimetizada con el interés de los empresarios: ofrecer certeza jurídica, evitar doble ventanilla.  Quadri propuso fortalecer a la Cofetel y la Cofefo y evitar la judicialización de sus decisiones. Solamente Peña Nieto habló de mejorar calidad y precio en beneficio de las familias mexicanas, aunque sin aventurar compromisos precisos.

La candidata del PAN propuso Internet para “prácticamente todo el sector de la población” pero no dijo cómo. El aspirante por Nueva Alianza subrayó la importancia de esta asignatura, si bien exageró cuando requirió “Internet y banda ancha deben de ser el derecho humano del siglo XXI” como si no tuviéramos déficit en otros derechos.

Vázquez Mota se refirió también a la televisión, al decir que no hace falta “una tercera, cuarta, quinta, sexta cadena”  sino “tantas como la tecnología nos lo permita y también como los consumidores lo necesiten”. Esa definición sería importantísima si se tradujera en reglas para el aprovechamiento plural de los canales de televisión que permite abrir la tecnología digital. Tales reglas no las ha querido precisar el actual gobierno, del cual formó parte la candidata del PAN.

En su turno para referirse a ese tema, Andrés Manuel López Obrador prefirió echarle la culpa de la crisis económica al ex presidente Carlos Salinas. El candidato por el PRD no pudo, o no quiso, decir una sola palabra sobre telecomunicaciones.

En tales imprecisiones y ausencias el debate confirmó las dificultades que, pase lo que pase el primero de julio, habrá para que el país cuente con una cabal política en materia de telecomunicaciones.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s