Sahagún vs. Wornat

La Crónica, 4 de mayo de 2005

La periodista Olga Wornat se ufana de no haber perdido nunca una demanda judicial. Esa trayectoria está a prueba porque la señora Marta Sahagún de Fox presentó ayer una denuncia contra ella.

   Autora de varios y célebres libros, especialmente sobre la corrupción que pulula en el poder político en Argentina, de donde es originaria, Wornat se interesó hace algunos años en la familia presidencial mexicana. En 2003 publicó La Jefa, un recuento de anécdotas sobre la vida privada de la señora Sahagún y sus parientes.

   Distinguido por un notorio éxito de ventas, aquel libro aprovechaba la expectación que suscitan personajes del poder como Sahagún y su marido pero no mostraba revelaciones que se pudieran considerar políticamente relevantes. Al abrevar más en mentideros anónimos que en fuentes acreditables, aquel trabajo resultaba poco serio como investigación periodística y un tanto fastidioso como obra literaria.

   El interés por la familia presidencial mexicana ha sido tan redituable que Wornat, con estudios de Historia, Periodismo y Derecho en la Universidad de La Plata, reincidió con un segundo libro. Los segmentos que se refieren a la vida privada del presidente Vicente Fox y su esposa así como  a los negocios que se les atribuyen a los hijos de ella, han sido los más notorios.

   El domingo pasado la Presidencia de la República dio a conocer un comunicado en donde las afirmaciones sobre los hijos de Sahagún eran consideradas mentirosas, desinformadoras y calumniosas. Algo más irritó a la esposa del presidente porque al día siguiente, mientras se encontraba de visita oficial en Bolivia, se anunció la presentación de una demanda contra Wornat.

   Hasta este momento el diferendo suscitado por el libro de esa periodista estaba únicamente en el plano de la murmuración y la especulación. Ahora un juez tendrá que determinar si ese texto afecta “sentimientos, afectos, creencias, decoro, honor, reputación, vida privada, configuración y aspecto físicos” que son las causas de daño moral según el artículo 1916 del Código Penal para el Distrito Federal.

   Ese es la presunta falta por la cual, de acuerdo con la información de su oficina de prensa, demandó Sahagún a Wornat. No se trata de una denuncia de carácter penal –que implica castigos de prisión– sino en el ámbito civil que en el peor de los casos, para esa periodista, se resolvería con una multa y la obligación de costear un extracto de la sentencia judicial.

   Sahagún y sus asesores legales no se inclinaron por una demanda apoyada en la caduca pero vigente Ley de Imprenta que sanciona con penas corporales los “ataques a la vida privada”. Tampoco alegan los delitos de difamación o calumnia, establecidos en el Código Penal y que se castigan con cárcel. En muchos sitios del mundo la adscripción de los delitos de prensa dentro de la legislación penal es considerada como indeseable.

   El juez, al examinar la querella de Sahagún, se enfrentará con dos problemas iniciales. El primero será cómo determinar si los textos de Wornat le ocasionan daño moral a la demandante. El libro de esa periodista contiene intromisiones a la vida privada pero ese no es el motivo de la demanda. Así que la única vía genuina para establecer si hay daño moral sería determinar si las imputaciones que se hacen en el reciente libro son verdaderas o no.

   En ese caso Wornat tendría que probar afirmaciones que en su libro, a juzgar por los adelantos que se han publicado en la prensa, aparecen atribuidas a dichos de personas y a fuentes nunca suficientemente identificadas.

   El otro dilema legal que tendrá que resolver el juez, es si la demandada ha ejercido “sus derechos de opinión, crítica, expresión e información” que son las excepciones previstas en el artículo 1916 Bis del Código Civil para el delito de daño moral. A Wornat le resultaría sencillo comprobar que el libro que tanta incomodidad le ocasiona a la señora Sahagún lo ha escrito en su condición de periodista y con interés meramente profesional.

   El artículo 1916 Bis fue incorporado al Código Civil cuando, en el sexenio del presidente Miguel de la Madrid, varios grupos de periodistas consideraron que la tipificación del daño moral constituiría una “ley mordaza” en contra de ese gremio. Ahora esa previsión podría ayudarle a Wornat a evitar una confrontación con la justicia mexicana.

   Nada de ello excluirá, sin embargo, el tema de los hijos de la señora Sahagún de la discusión pública mexicana. Ese parece destinado a constituir en el gran Talón de Aquiles del presidente Fox. Las versiones sobre los negocios de Manuel Bribiesca Sahagún y sus hermanos se han propalado por todo el país, pero no pasarán de las habladurías mientras no propicien investigaciones serias: con fuentes acreditadas, testimonios, evidencias y documentos publicables –es decir, con un rigor que no suele haber en los escritos mexicanos de la señora Wornat–.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s