Radio y TV, largo proceso legislativo

La Crónica, diciembre 13 de 2004

El proyecto de ley de radio y televisión que hoy discutirán tres comisiones del Senado comenzó a circular hace varias semanas pero fue elaborado durante dos años, en un proceso de abundantes consultas, y la discusión acerca de sus contenidos fundamentales ha involucrado por más de un cuarto de siglo a especialistas, industriales e interesados en la comunicación de masas.

Ayer, 12 de diciembre, se cumplieron dos años de la presentación, en esa Cámara, de una iniciativa de radio y televisión que respaldaba, con reservas, la mayoría de los senadores. Ese documento había sido entregado por docenas de grupos sociales interesados en la reforma de los medios de comunicación, que meses atrás encontraron defraudados sus esfuerzos para contribuir a la actualización de la ley en esa materia.

Como podrá recordarse, entre marzo de 2001 y octubre de 2002 centenares de personas y grupos, convocados por la Secretaría de Gobernación, participaron en una intensa deliberación acerca de las características que debía tener una nueva ley de radio y televisión. En ese lapso siete mesas de trabajo discutieron los temas siguientes: principios fundamentales de dicha legislación, temas de jurisdicción y competencia, participación social y derechos de los ciudadanos, concesiones y permisos, programación, medios de Estado y competencia económica.

En cada una de esas mesas participaron representantes del gobierno federal, el Senado y la Cámara de Diputados, los partidos políticos, la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión, el Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación, la Red de Radio y Televisoras Educativas y Culturales y un representante de la amalgama de organizaciones cívicas que se mostraron interesadas en esas discusiones.

Esas eran 46 agrupaciones que, a su vez, crearon una mesa paralela en la cual, con gran esmero, discutieron los avances de las siete mesas que se reunían a instancias de Gobernación. Durante año y medio la interacción entre los espacios de discusión institucionales y las propuestas de los grupos cívicos resultó frecuente.

Las deliberaciones en ambos circuitos habían desembocado en una propuesta de ley bastante elaborada y a la que restaban solo algunos detalles. La discusión más difícil solía ser entre las propuestas de partidos y grupos sociales y las objeciones de los representantes de los empresarios. Aun así, se había podido avanzar.

Sin embargo el 10 de octubre de 2002 todos los participantes en aquellas discusiones, y la sociedad entera, fueron sorprendidos cuando el presidente de la República aprobó un nuevo reglamento para la actual Ley de Radio y Televisión y un decreto que establecía nuevas modalidades para el pago en especie del impuesto que obliga a los radiodifusores a entregar al gobierno parte de sus espacios de transmisión.

Aquellas medidas reglamentarias fueron tomadas, con razón, como una desatención al esfuerzo de avenimientos y elaboración que se hacía en las mesas de diálogo. Sus trabajos quedaron suspendidos. Pero el 4 de diciembre de ese año los grupos sociales presentaron una iniciativa que recogía los resultados de aquella deliberación.

Esa propuesta fue cobijada por los senadores a fin de promover su formal discusión. En febrero de 2003 las comisiones de Comunicaciones y Transportes, Gobernación y Estudios Legislativos crearon una subcomisión para estudiar esa y otras propuestas sobre el régimen legal de los medios electrónicos. Diez senadores del PRI, el PAN, el PRD y Convergencia, integraron ese grupo de trabajo.

En marzo, la subcomisión organizó en las instalaciones del Senado tres audiencias para discutir las propuestas de ley. Ese debate se llevó, entre marzo y abril, a cuatro foros regionales –en Guadalajara, Mérida, Tijuana y la ciudad de México–.

Con esas opiniones y el bagaje de reflexiones y propuestas que ha resultado de docenas de consultas que desde fines de los años setenta se han organizado sobre el mismo tema, la subcomisión instaló un grupo de trabajo que sesionó semana tras semana. El documento de las organizaciones sociales sirvió para establecer una agenda de temas pero con el propósito de elaborar una iniciativa de ley completamente nueva.

En ese proceso los senadores de la subcomisión recabaron la opinión, sobre temas específicos, de diversos especialistas. Por un lado invitaron a destacados estudiosos del Derecho. En las mismas sesiones, participaron investigadores de los medios de comunicación.

El documento que resultó de más de un año de discusiones tomó en cuenta otras propuestas presentadas por senadores y a mediados de 2004 tenía un proyecto casi final. En los meses recientes ese documento ha estado sometido a un intenso y extenso análisis por parte de los interesados en el tema.

Todo el que ha querido opinar, ha encontrado cauces para hacerlo ante las insistentes convocatorias del Senado. Tan solo la semana pasada la subcomisión examinó, incorporando muchas de ellas, alrededor de 80 observaciones que fueron presentadas por una decena de especialistas.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s