Medios y corrupción

La Crónica, abril 6 de 2004

Los medios de comunicación constituyen uno de los recursos fundamentales que toda sociedad tiene para develar, sancionar y combatir la corrupción. Eso no significa que todas esas tareas deban correr a cargo de los medios. Gracias a ellos se pueden hacer públicos los hechos de corrupción que a los ciudadanos les interesará que sean investigados y castigados. Pero las tareas judiciales han de ser responsabilidad de los organismos estatales que tienen esas funciones específicas.

   El solo hecho de recordarlo parece demasiado elemental. Pero en los últimos tiempos, en México, hemos presenciado una creciente y en buena medida incuestionada confusión entre el papel de los medios y las tareas de los organismos judiciales.

   Cuando se pretende que los medios desplacen al ministerio público, o a los jueces, se eligen el estruendo y la espectacularidad en detrimento de la aplicación estricta de la ley. Puede ocurrir entonces que, incluso, la exposición intensa y sin contexto de un hecho de corrupción se convierta en obstáculo para que se haga auténtica justicia. Interesados más en las denuncias y persecuciones mediáticas muchos ciudadanos preferirán el foro de los medios, antes que el de los tribunales, para procesar y condenar.

   En las semanas recientes hemos conocido estridentes casos de corrupción gracias a que han sido mostrados en televisión. Esa exposición ha sido socialmente útil pero no hay que olvidar que se ha debido al interés de los grupos o personajes políticos que deslizaron los conocidos videos hasta las oficinas corporativas de la televisora más relevante del país. No hubo investigación periodística excepto para mostrar antecedentes o, especialmente, reacciones ante la difusión de esos videos.

   Nuestros medios difícilmente se pueden ufanar de ser destinatarios de tan abundantes e interesadas filtraciones. Al darlas a conocer le han hecho un servicio a la sociedad, pero también le deben explicaciones.

   Especialmente, sigue sin saberse cómo y cuándo, en qué circunstancias y con qué compromisos, recibió Televisa los videos que muestran la corrupción de varios dirigentes del PRD y el costoso entretenimiento en Las Vegas del ahora ex secretario de Finanzas de la ciudad de México.

   Los medios pueden ser un instrumento de la sociedad para combatir a la corrupción pero siempre y cuando no pretendan sustituir a los aparatos judiciales y se cuiden de ser correas de transmisión de otros intereses.

   La corrupción es un asunto complejo, constante y que involucra numerosas aristas en el ejercicio del poder. Si no la entienden así, los medios pueden quedarse en la superficie de los hechos de corrupción. Un especialista en ese tema, el doctor Peter Eigen, presidente de Transparencia Internacional, explicaba así los alcances y la multiplicidad de la corrupción y su imagen en los medios:

   “Cubrir el tema de la corrupción –decía en una conferencia en Sao Paulo, Brasil– no significa únicamente que la compañía A hace un pago de X cantidad de dólares al político B. La corrupción tiene que ver con la ausencia de un verdadero Estado de Derecho, que los jueces estén en manos de quienes puedan pagar las sumas necesarias para obtener un fallo deseado. Se trata de compañías farmacéuticas pagando sobornos a oficiales del Ministerio de Salud para lograr permiso para la venta de medicinas; y se trata de gente dentro del aparato oficial que se encarga de las privatizaciones de entidades públicas, actuando en beneficio personal”.

   La corrupción, añadía el directivo del organismo internacional más notoriamente comprometido en esa tarea, también afecta la independencia de los medios: “Se trata de los dueños de periódicos y editores que dependen de la publicidad de aquellas empresas que deben ser investigadas, y se trata de la ausencia de transparencia y reglas claras en el mercado de armas, en las compras públicas o en el uso de los fondos públicos. En resumen, se trata de un tema altamente complejo, usualmente técnico que es parte del juego cuando se trata de dinero y poder”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s