Bush en 30 segundos

La Crónica, enero 18 de 2004

Los casi cien millones de televidentes que dentro de dos domingos presenciarán en Estados Unidos el Superbowl verán docenas de anuncios. En cada corte comercial se encontrarán con mensajes de bancos, empresas automotrices, cerveza, bikinis y productos para la disfunción eréctil. Sin embargo no tendrán derecho a ver un anuncio contra la política económica del presidente Bush cuya transmisión iba a ser financiada por una coalición respaldada por 2 millones de ciudadanos en ese país.

   El mensaje, que tiene una duración de 30 segundos, fue realizado por un publicista que después de haber sido miembro del Partido Republicano modificó sus simpatías en desacuerdo con la política de George Bush Sr., padre del actual presidente. Ese anuncio fue el ganador del concurso convocado por el grupo “Move On” que a través de su sitio en Internet ha desplegado numerosas iniciativas en favor de las libertades en ese país y contra excesos autoritarios del actual gobierno estadounidense.

   Más de mil anuncios participaron en el certamen, denominado “Bush en 30 segundos”. Los requisitos eran ofrecer un mensaje fresco, accesible y alejado de la previsible retórica que suelen padecer los mensajes políticos. El premio sería su transmisión durante la semana que ahora inicia, en coincidencia con el mensaje anual que el presidente George W. Bush dirigirá el próximo martes a sus compatriotas.

 

Juego de niños

   Charlie Fisher, de 38 años y que actualmente vive en Dinamarca, es el autor de “Juego de niños”, el anuncio ganador. El lunes pasado él y su camarógrafo estuvieron en Nueva York en la ceremonia de premiación que se realizó en un teatro de la calle 34. También estaban los miembros del jurado que decidió los resultados después de que más de 110 mil personas, a través de Internet, definieron una pre selección de los anuncios.

   El mensaje ganador muestra a varios niños realizando pesadas labores manuales. Un niño rubio en camiseta opera un aparato industrial para lavar platos. Otra, limpia un largo pasillo con una barredora eléctrica. Luego una pequeña suspira mientras vigila la banda de una máquina de enjuagar botellas. Otro niño, con la cabeza cubierta y en medio del frío, mueve varios tambos de basura. Una niña negra maneja un artefacto para parchar llantas. Otra, frágil y triste, atiende a la línea de ensamblaje de una fábrica de comida.

   Después de esas escenas aparece, fondo en negro y letras blancas, un escueto y contundente mensaje: “¿Adivinen quiénes van a pagar el déficit de un trillón de dólares del presidente Bush?”.

   Durante el medio minuto del video se escucha unos sencillos, rítmicos y melancólicos acordes de guitarra.

   Fisher ha declarado que cuando terminó de editar el anuncio “me pareció que era simpático, posiblemente demasiado. Tal vez aprendí que para ser eficaz no tienes que pintar un blanco de tiro en la frente de alguien”.

 

Todos parecen iguales

   Formada hace cinco años para defender leyes que garantizaran las libertades ciudadanas en ese país y empeñada ahora en impedir la reelección del presidente Bush, Move On ha combinado el empleo de la Internet para alcanzar presencia entre millones de estadounidenses con la presión constante a los grandes medios de comunicación. Las razones de su convocatoria al concurso “Bush en 30 segundos” reconocen el desgaste de la propaganda política convencional:

   “Año tras año, unas cuantas docenas de consultores de Washington hacen la gran mayoría de los anuncios políticos. Se ven igual, se oyen igual, incluso los actores parecen familiares. Quizá a consecuencia de ello los votantes se alejan, incluso cuando hay mensajes críticamente importantes que comunicar”.

   En ese reconocimiento del deterioro de la política tradicional hay una enseñanza que trasciende a la vida pública estadounidense. En muchos otros países el empleo de las mismas técnicas de marketing, con las cuales a menudo se sustituye a la política, han aturdido, confundido y devaluado el interés ciudadano.

   Supeditados a esos recursos todos los candidatos y partidos acaban por resultar iguales. Los ciudadanos no encuentran más elementos que la calidez de la sonrisa, el color de la corbata o el énfasis de los ademanes para discernir entre ellos.

   Surgido en Estados Unidos y empleado con éxito notable desde hace algo más de cuatro décadas el marketing político y el uso intensivo pero simplificador de la televisión están encontrando contrastes como los que se expresan en la iniciativa de Move On.

 

En medio minuto

   Además, entre los motivos de ese grupo destaca la crítica al inquilino actual de la Casa Blanca:

   “En los últimos tres años las políticas del presidente Bush han devastado el ambiente, pusieron nuestra seguridad nacional en riesgo, dañaron nuestra economía y redistribuyeron la riqueza de la clase media hacia los americanos más ricos. A pesar de ello, gracias a los medios complacientes el presidente ha conseguido esconderse detrás de una cuidadosamente construida imagen de ‘compasión’. Conforme la elección de 2004 se acerca, es crucial que los votantes entiendan qué significan realmente las políticas del presidente Bush para nuestro país. Y para ello, necesitamos nuevos anuncios con creatividad, que muestren lo que está en riesgo”.

   Por eso, indicaron los promotores de esa iniciativa, “decidimos echar a andar Bush en 30 segundos, un concurso de anuncios que busca traer nuevo talento y nuevos mensajes al plano principal del mundo de la publicidad política. Estamos buscando el anuncio que mejor explique el auténtico significado de este presidente y sus políticas, en solo 30 segundos”.

 

Vistoso jurado

   Entre los miembros del jurado de Bush en 30 segundos estuvo la consultora política Donna Brazile que hace cuatro años, al encargarse de la campaña presidencial del Partido Demócrata, fue la primera africano-americana en tener una responsabilidad así. También, los discutidos consultores políticos James Carville (que en México asesoró la campaña presidencial de Francisco Labastida) y Stanley Greenberg (que ha realizado polémicas encuestas en nuestro país).

   En ese jurado participaron, igualmente, los actores Héctor Elizondo, Janeane Garofalo y Jessica Lange.

   Junto con ellos revisaron los trabajos finalistas el productor Ted Hope que ha estado a cargo de películas como 21 gramos; Michael Mann, director de cintas como El informante; el cineasta Michael Moore, autor de la famosa y eficaz Bowling for Columbine que ganó un Óscar el año pasado y Gus Van Sant, autor de películas como To die for  y la reciente y discutida Elephant.

   También colaboró Katrina Vanden Heuvel, editora de la legendaria e inteligente revista The Nation.    

   Esos jurados debieron examinar los anuncios que se les presentaron adjudicando un 40% de su calificación al impacto general, el 20% a la originalidad, otro 20% al contenido recordable y accesible y otro tanto a la claridad del mensaje. Los mismos criterios fueron sugeridos para la votación en línea a partir de la cual se hizo la selección de ganadores iniciales.

 

Censura en CBS

   El premio sería la transmisión del anuncio ganador en algún espacio de la televisión nacional estadounidense. Luego, conforme aumentaron las adhesiones al concurso sus organizadores se propusieron reunir fondos para contratar tiempo durante la transmisión del Superbowl, el encuentro de futbol americano que congrega la mayor audiencia de la televisión en ese país.

   Con ese propósito y con una meta de 10 millones de dólares el sitio web de Move On comenzó a recabar donativos en línea. Ayer por la tarde las aportaciones sumaban casi 8 millones y medio de dólares.

   Esa cantidad sería suficiente para sufragar unos cuantos anuncios en la cotizada pauta publicitaria de la transmisión televisiva del Supertazón del 1 de febrero, en donde un comercial de medio minuto costará, en promedio, 2 millones 250 mil dólares.

   La oficina de publicidad de CBS, la cadena que este año transmitirá el Superbowl, ha aceptado para ese evento anuncios de empresas muy diversas e incluso varios mensajes políticos pagados por la Casa Blanca. Sin embargo el jueves pasado ese consorcio televisivo anunció que no aceptará el anuncio “Juego de niños”.

   CBS forma parte del corporativo Viacom, que reúne a firmas de la industria del entretenimiento como los canales MTV, Nickelodeon, VH1 e Infinity, Películas Paramount, las tiendas Blockbuster y la editorial Simon & Schuster entre otras. En esta ocasión la firma MTV fue seleccionada para encargarse del espectáculo de medio tiempo durante la transmisión del Superbowl.

   Ante la negativa de esa cadena de televisión para aceptar el dinero y el anuncio de Move On, los promotores del concurso estaban considerando ayer otras opciones. Por lo pronto contrataron espacio por 300 mil dólares en varios noticieros de la CNN que se difundirán durante la semana.

 

Hurras y ejemplos

   Junto con “Juego de niños”, el resto de los mensajes que resultaron finalistas hacen una crítica ácida e ingeniosa a la administración Bush.

   “Lo que estoy tramando” es un corto animado que muestra a un personaje idéntico al presidente y delante de un cartel que reza: “Soy el maestro de las bajas expectativas”.

   Mientras se escucha la música de “Hurra al jefe” el personaje dice: “Convertí la economía más grande de la historia en el déficit más grande de la historia”. Varias diapositivas exponen lemas alusivos al fraude en la empresa Enron, la invasión de Afganistán e Irak, las violaciones a la convención de Ginebra. Con todo y esos logros, dice el personaje, “he logrado tomar más vacaciones que ningún otro presidente”.

   El anuncio calificado como más gracioso se llama “Si los padres actuaran como Bush” y muestra varias escenas en un hogar.

   El jefe de familia olvida a la pequeña que debía llevar a la escuela (“hey George, se te olvidó la niña”, le grita la madre). Luego se le ve mostrándole a alguien más el baño de la casa mientras la niña, a la que señala tras la puerta, lo está utilizando (“este es el baño, esa es mi hija”, dice). En una escena más la pequeña abre la puerta de la recámara y encuentra al padre en la cama con una señora que no es de la familia: “Ah, hola cariño, ya sé que no es tu mama pero no hay problema, tiene dinero”.

   Con tales escenas los autores buscan documentar los atentados de Bush a la educación, la privacía y en beneficio del tráfico de intereses. Un mensaje final recalca ese propósito: “Sea un buen ejemplo. Diga no al mal comportamiento, Opóngase a la agenda de Bush”.

   Otro de los trabajos finalistas muestra a seis pequeños que toman su turno detrás de un podium que dice “el próximo presidente”. Un auditorio de satisfechos padres de familia presencia el espectáculo.

   Uno de los pequeños ofrece “Si me eligen, voy a mentir acerca de las armas de destrucción masiva como pretexto para invadir otro país”. Otro, con notorio tono de hipocresía: “Diré que soy ambientalista”. Una más: “Les prometo que los voy a mantener aterrorizados para que nunca pregunten qué estoy haciendo”.

   Ante cada una de esas promesas los adultos que los presencian se horrorizan cada vez más. Al final se lee: “¿Qué les estamos enseñando a nuestros niños?”.

   Los anuncios, en video, pueden encontrarse en el sitio:

http://www.bushin30seconds.org/

   Mensajes como esos, junto con el interés que han despertado en millones de estadounidenses, indican la versatilidad de las búsquedas políticas y desde luego, la ausencia de unanimidad en torno a Mr. Bush. Sin duda en ese repertorio de fresca propaganda política habría lecciones que nuestros dirigentes y partidos podrían aprovechar. Claro, para tener una nueva publicidad política se requiere un discurso distinto al convencional. Y eso es parte de lo mucho que sigue echándose de menos en la vida pública de nuestro país.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s