Concesiones de radio y TV: fin al secreto

La Crónica, 28 de julio de 2003

La subcultura del secreto con que el gobierno ha querido manejar los asuntos relativos a los medios de comunicación ha sufrido una emblemática derrota. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes se ha visto obligada a informar públicamente las fechas de inicio y terminación de las concesiones de las estaciones comerciales de radio y televisión que operan en todo el país.

   Esa información nunca debió haber sido confidencial. Las emisoras de TV y radio usufructúan una porción del espectro radioeléctrico, que es parte del patrimonio nacional. Sin embargo durante décadas el gobierno se negó a informar las características de los títulos de concesión y, especialmente, la vigencia de esas autorizaciones.

   En numerosas ocasiones distintos interesados en tales datos los preguntamos a las autoridades de Comunicaciones y Transportes. En sucesivas legislaturas, diputados y senadores de varios partidos pidieron esa información. La respuesta del gobierno siempre era la misma. Como no había una disposición que explícitamente la obligara a proporcionar esa información, la SCT se negaba.

   Aunque la Ley Federal de Radio y Televisión establece que el título de concesión (es decir, el documento que establece las obligaciones que el gobierno le impone al beneficiario de esa autorización) debe publicarse en el Diario Oficial el gobierno no siempre ha cumplía con ese requisito, particularmente cuando se trataba de las concesiones de las principales televisoras.

   Algunos de los más influyentes empresarios de la radiodifusión se oponían a que esos datos fuesen del dominio público para no alentar a quienes, al término de una concesión, estuviesen interesados en disputar su titularidad. Varios radiodifusores también decían que si se sabía cuántas estaciones tenían podían ser víctimas de secuestradores que, alertados por el posible monto de sus fortunas, los eligieran como víctimas.

   La nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental ha comenzado a terminar con esos pretextos que, al margen del orden jurídico, mantenían encubiertos datos que siempre tuvieron que haber sido del conocimiento de la sociedad. Pero aun con esa nueva Ley, la SCT quiso eludir la entrega de tales datos.

   El primer día de vigencia de la Ley, el 13 de junio, presenté una solicitud para que la SCT me entregara una relación de las empresas, personas e instituciones a quienes les han sido asignados títulos de concesión y permisos para operar estaciones de televisión y radio (AM y FM) en la República, con sus fechas de expedición y caducidad.

   Esa solicitud la presenté en las oficinas del Instituto Federal de Acceso a la Información, IFAI, a cuya inauguración fui invitado. A varios reporteros que me preguntaron acerca de la importancia de la Ley les dije que sin duda era relevante pero que dependencias como la SCT, acostumbradas a ocultar información, buscarían cómo darle la vuelta.

   No me equivoqué. La noche del domingo 15 de junio la Unidad de Enlace para la Transparencia y Acceso a la Información Pública de la SCT me envió un correo electrónico en donde aseguraba que la información que requerí se encontraba en la página en Internet de dicha Secretaría. No era cierto: en ese sitio web había una relación de estaciones de televisión y radio pero sin las fechas de inicio y terminación de sus concesiones y permisos.

   Así lo hice notar en un mensaje a esa Unidad. Pero además, el 16 de junio presenté un recurso de revisión ante el IFAI. La Ley de Transparencia prevé respuestas afirmativas o negativas a las solicitudes de información pero no contempla la posibilidad de que una dependencia gubernamental diga mentiras y asegure que los datos que le han sido requeridos ya son del dominio público cuando no es así. El intento de la SCT para eludir la entrega de esos datos fue advertido por el IFAI que le dio trámite al recurso de revisión. Tengo entendido que en los próximos días habrá una resolución al respecto.

   Dos semanas más tarde el Director de Sistemas de Radio y Televisión de la SCT, Jorge Rodríguez Castañeda, me llamó para explicar que me proporcionarían la información que requerí pero que en varios casos esa Secretaría no contaba con los datos completos porque había concesiones en proceso de revisión. De todos modos, le comenté, las fechas de inicio y término de cada título de concesión tenían que ser conocidas.

   Hace unos días la información, al fin, fue colocada por el sitio en Internet de esa Secretaría. Para consultarla hay que ubicar el rubro “concesiones y permisos que otorga la SCT” y luego, buscar los datos sobre televisión y radio. Luego de varias décadas de indebido ocultamiento, esa información es pública. En ella, como veremos pronto, hay hallazgos de interés.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s