2004: Caducan 500 concesiones

La Crónica, 1 de agosto de 2003

El próximo año vencerán las concesiones de alrededor de 500 radiodifusoras –más de la tercera parte de todas las estaciones de radio que hay en el país–. Ese acontecimiento político y mediático no parece haber sido considerado por los partidos, ni por los legisladores, que podrían dejar pasar la oportunidad de tener a tiempo una legislación capaz de garantizar que la revisión de esos títulos de concesión no ocurra de manera irreflexiva, o irresponsable.

   En la banda de Amplitud Modulada vencerán más de 390 de las aproximadamente 850 concesiones que existen en todo el país. En Frecuencia Modulada serán cerca de 110 de las 545 estaciones registradas en esa zona del dial.

   Prácticamente todas las empresas que concentran la propiedad de concesiones de la radiodifusión comercial en el país tendrán que someter solicitudes de renovación para seguir operando esas estaciones. Los empresarios de la radio están a tiempo de pensar si quieren que sus concesiones sigan dependiendo de la gracia discrecional del gobierno, como señala la legislación que existe desde hace más de cuatro décadas, o si prefieren reglas modernas, que establezcan obligaciones pero también reconozcan garantías a quienes han invertido esfuerzo y dinero en esa industria.

   Entre las estaciones cuya concesión termina en 2004 –la mayor parte de ellas en el mes de julio– se encuentran 47 de las 57 que operan en el Distrito Federal. Las estaciones ancla de Radio Centro, Televisa Radio, MVS Radio, los grupos Radio Mil e Imagen y Radiorama, entre otras empresas, tendrán que acreditar que han cumplido con las responsabilidades que les asignan la legislación y sus títulos de concesión.

   De las 29 estaciones que transmiten en la banda de Amplitud Modulada en la ciudad de México vencerán las concesiones de 27. Lo mismo ocurrirá con 22 de las 28 emisoras que hay en Frecuencia Modulada.

   Casi todos esos títulos fueron expedidos, o renovados, en julio de 1989 por el gobierno del presidente Carlos Salinas. Aquellos refrendos o concesiones fueron otorgados por una vigencia de 15 años y en una casi completa oscuridad. Hasta ahora que las fechas de inicio y caducidad de esos títulos han sido publicadas, se puede documentar la dimensión de esas decisiones que implicaban acuerdos de carácter general entre el gobierno y los radiodifusores.

   En la televisión del Distrito Federal, en donde también se encuentran las emisoras principales de las cadenas de alcance nacional, las fechas de vencimiento son más lejanas pero no menos interesantes.

   El 29 de abril de 2006 caduca la concesión del canal 7 de Televisión Azteca. El hecho de que ese vencimiento ocurra cuando la próxima campaña presidencial se encuentre en pleno auge es casualidad, pero no dejará de tener importancia política.

   La concesión del Canal 13 terminará el 9 de mayo de 2008. A Televisión Azteca el gobierno del presidente Salinas le renovó las concesiones de sus dos canales matrices por un lapso de 15 años. La del 7 fue expedida el 30 de abril de 1991, cuando aun no se ponía en venta aquella televisora que fue propiedad del gobierno y la del 13, el 10 de mayo de 1993.

   En cambio las cuatro concesiones de Televisa en la ciudad de México fueron expedidas solamente por 10 años, en el último trecho de la administración del presidente Zedillo. La concesión del canal 5 fue refrendada el 20 de enero de 1999 y finalizará el 19 de enero de 2009. La del canal 9, comienza el 2 de julio de 1999 y también dura 10 años.

   Las concesiones de los canales 2 y 4 tienen como fecha de inicio el 27 de noviembre de 1999 y terminan el 26 de noviembre de 2009.

   La ley de Radio y Televisión dice que las concesiones pueden durar hasta 30 años, lapso que resulta excesivo y es muy superior a los que hay en otros países. Al menos puede reconocerse que los gobiernos anteriores renovaron las principales concesiones de la televisión mexicana solo por la mitad, o por un tercio del plazo que permitía la ley.

   En la información recientemente conocida también se indica que el 5 de diciembre de 2000 el gobierno federal le otorgó a la Universidad Nacional Autónoma de México permiso para transmitir en la frecuencia del canal 60 en el Distrito Federal. Se trata de un canal en principio destinado a probar señales de televisión digital. Pero si la UNAM tiene acceso a una frecuencia propia –cuyo permiso vence en diciembre de 2005­– sus características técnicas y contenidos tendrían que ser motivo de una amplia deliberación en sus espacios académicos y no solo cauce para la experimentación técnica.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s