Periodismo y propaganda

La Crónica, 14 de marzo de 2005

Hay más de un rasgo en común entre el periodismo y la publicidad. Ambos buscan interesar a las audiencias, se difunden en los medios masivos, proponen asuntos de interés y actualidad, forman parte del negocio comunicacional.

Pero evidentemente no son lo mismo. El periodismo pretende dar a conocer acontecimientos y ofrecer elementos para entenderlos. Su agenda está dictada –hipotéticamente, al menos– por la actualidad y el interés público. La publicidad, promueve productos o instituciones. A diferencia del periodismo no muestra la mayor cantidad de facetas posibles de un acontecimiento sino únicamente las más favorables a esos productos o instituciones cuya aceptación trata de inducir.

Periodismo y publicidad se desenvuelven en el espacio público contemporáneo pero tienen diferencias muy claras. Cuando se confunden, o cuando una aparece disfrazada del otro, estamos ante un engaño a los televidentes, radioescuchas o lectores.

Por eso ahora, en Estados Unidos, la difusión de centenares de segmentos informativos disfrazados de trabajo periodístico pero que en realidad fueron producidos por el gobierno, está levantando una extendida inquietud. Ayer domingo, The New York Times dedicó una página y media a una extensa nota que comienza en primera plana y que documenta el auge de materiales propagandísticos presentados como si fueran simples noticias.

La práctica no es reciente en ese país pero se ha incrementado durante el gobierno del presidente George W. Bush. Al menos 20 dependencias de la administración federal han distribuido, durante los 4 años recientes, centenares de segmentos de noticias que son aprovechados y transmitidos por televisoras de toda la Unión Americana como si las hubieran producido ellas mismas.

Aunque el propio Bush señaló en enero pasado que era necesario distinguir entre el periodismo y la publicidad oficial, esa práctica parece estar en plena expansión. “Un examen de los reportes de noticias producidos por el gobierno –explican los periodistas David Barstow y Robin Stein– ofrece una mirada dentro de un mundo en donde los linderos tradicionales entre las relaciones públicas y el periodismo se han vuelto enmarañados, en donde las emisoras locales introducen segmentos pre-empaquetados con introducciones ‘sugeridas’ y escritas por expertos en relaciones públicas”.

Las agencias gubernamentales de información producen segmentos de noticias sobre los más variados asuntos –las bondades del programa de salud establecido por el presidente Bush, la ayuda para que las mujeres en Afganistán tengan instrucción, las nuevas disposiciones para la revisión de equipaje en los aeropuertos, campañas contra la obesidad infantil, el combate a los virus de computadora, etc. etc.

Esos segmentos son difundidos por empresas de publicidad que los colocan en agencias de noticias. Tales materiales en video llegan así a las redacciones de las televisoras en donde son utilizados para los noticieros. A veces, los productores que emplean esos segmentos no saben que fueron elaborados por encargo de alguna dependencia del gobierno.

“Se trata de un mundo en donde la producción gubernamental de los reportes desaparece en un laberinto de transmisiones satelitales, portales en la Red, programas de noticias sindicados y proveedores de las cadenas de televisión, solo para emerger purificados del otro lado como periodismo ‘independiente’ ” dicen los reporteros del Times.

La investigación de ese diario menciona varios casos de notas que aparecieron en televisión sin que a los espectadores se les haya advertido que se trataba de materiales promovidos por el gobierno. No todos esos segmentos de noticias al gusto de la administración Bush tienen implicaciones claramente políticas. En otros casos sí.

El año pasado, poco después del escándalo por las torturas a prisioneros de guerra iraquíes, un Servicio de Noticias del Ejército y la Fuerza Aérea difundió un segmento acerca del entrenamiento que reciben en Fort Leonard, en Missouri, los guardias destinados al sistema carcelario. Allí se les enseña “a tratar a los prisioneros con rigor pero con justicia”, decía el oficial militar habilitado como reportero para simular que se trataba de una nota realmente periodística.

En ese sitio fueron entrenados los custodios de la prisión de Abu Ghraib en donde se cometieron las torturas y vejaciones que tanto escandalizaron a la opinión pública internacional. El segmento noticioso, que fue difundido en 34 estaciones televisoras en Estados Unidos, no mencionaba ese episodio.

Los productores del servicio informativo del Pentágono –uno de los veintitantos que difunden segmentos propagandísticos disfrazados de trabajo periodístico, se ufanan al decir “somos la gente de las buenas noticias”.

Esa frase recuerda tanto uno de los lemas de la oficina de prensa de Los Pinos y la propagación de informaciones confeccionadas al gusto del gobierno y de otros clientes es tan frecuente en el periodismo mexicano que las revelaciones aparecidas ayer en NYT nos resultan demasiado familiares. En México, como veremos más adelante, abundan las relaciones públicas y el proselitismo disfrazados de periodismo.

Correo electrónico: rtrejod@infosel.net.mx

Página web: http://raultrejo.tripod.com/

–0–

About these ads

Acerca de Raúl Trejo Delarbre

Investigador en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. Miembro de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación y del Instituto de Estudios para la Transición Democrática. Colaborador en la revista Zócalo. Sitio: http://rtrejo.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Comunicación política, Estados Unidos, Etica y medios, Prensa. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Periodismo y propaganda

  1. Donde esta el rss de su blog?

  2. Alberto dijo:

    Estoy de acuerdo, cambien el titulo GRACIAS!

  3. YUANMAR dijo:

    PORQUE DE TITULO COLOCAN PERIODISMO Y PROPAGANDA Y EN SU DESARROLLO HABLAN DE PERIODISMO Y PUBLICIDAD, HASTA AHORA MIS CONOCIMIENTOD DICEN QUE NOOO ES LO MISMO PUBLICIDAD Y PROPAGANDA… GRACIAS

  4. marivit dijo:

    agreguen algo de las relaciones publicas y el periodismo porfavor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s